domingo, 16 de diciembre de 2012

APAGUEN TODO...


Apaguen la radio,

silencien los equipos de audio,
desconecten los dispositivos
de distracción...

Vamos a escuchar la lluvia
que ha venido a hablarnos...

Nos cuenta de los vientos,
de los soles y los desiertos,
de las piedras y los
tupidos bosques.

Vamos a escuchar la lluvia
que ha venido a hablarnos.

Nos increpa por las hachas
y las topadoras que atrapan
árboles, donando arenales.

Nos avisa de los negros humos
que rodean las ciudades
esos que darán nubes
mortales a las gargantas de los niños.

Vamos a escuchar la lluvia
que ha venido a hablarnos.

Nos informa de los campos
sembrados de basura
en donde chapalean
quienes llegaron al futuro
antes que nosotros.

Vamos a escuchar la lluvia
que ha venido a cantarnos
ese suave arrullo
de su canción de cuna;
el triste blues-vidala-choro
de sus penas;
el cristalino preludio

de sus amores;
el sereno oboe
de las estrellas.

Apaguen todo,
vamos a escuchar la lluvia.

lunes, 26 de noviembre de 2012

VARIACIONES SOBRE UN ADOQUÍN


Camino y vuelvo a caminar,
a veces pisándolo, a veces no.
Hay un adoquín que me llama
la atención
por nada en especial. A veces lo
acaricio suavemente con la punta
del zapato
sólo para sentir su superficie
pulida.

Me ha visto muchas veces, de
noche, con lluvia o calor, con
estrellas o frío,
hecho sueño, pensando, blasfemando
o esperando.
Y hoy me detengo a acordarme
de él.

Hay millones de adoquines
empedrando
el camino de los días
y paso entre ellos sin verlos, sin
diferenciarlos,
tan sólo a veces fijar la vista
en uno.

Hoy recuerdo o caigo en la cuenta-
ta
que yo tan sólo soy un adoquín
más
en el camino de los días.

El viento rechina helado entre
los edificios adormecidos,
noche,
gotas de sangre en algún lugar.

He ahí los adoquines, esperando
el paso irreverente de alguna
bota.

Calle tristemente pareja
la del camino de los días
con seres tan chatos.

Admiro los adoquines de las
cortadas que, armados de valiente
rebeldía
han dejado crecer los yuyos
mientras sueñan con ser
campanilla
de algún cerco.

(06/09/1976)*

*Dejé la fecha para que, calculada la edad del autor, se le tenga paciencia y, también para ubicarlo en el "espacio-tiempo" de los argentinos...

sábado, 10 de noviembre de 2012

Marta y María

 

 
                             "Escúchame entre el ruido..." 
                                   Mauricio Birabent (Moris) 

Entre el ruido
que devora las horas
se enmudece mi libreta.

Se queda sola esperando
junto a la agenda
(esa hermana tan atareada).

Hubo un rabbí-carpintero
que tenía dos amigas,
Marta y María
(las hermanas de Lázaro).

Marta (la agenda) muy
preocupada por lo cotidiano,
María (la libreta de apuntes)
muy loca y ardiente.

No soy un rabbí galileo,
ni siquiera lo deseo,
pero tengo mis amigas
cada día,
una para decirme qué
            debo
hacer, y la otra qué
            anhelo
            y amo.

Voces de papel, una grita,
la otra, a veces, también...


                      Luis Carlos Aguirre

martes, 2 de octubre de 2012

Pancarta





Amanezco desde su piel
con ensoñaciones
que no explican las ciencias,
incalculables.

Ensoñaciones que se disuelven
en las rutinas
como el azúcar
como las miradas ardientes.

Su piel se extiende
como una pancarta
de pecas y sabores.

Amanezco desde su piel
para regarme en el día.

sábado, 25 de agosto de 2012

COPITO DE LUNA




Copito de luna,
gotita latiente
llegando desde
el infinito silencioso,
sin bienvenida.

Copito de luna,
gotita latiente,
has de soñar.

Tendrás tardes primorosas
mañanas ardientes
noches anhelantes.
Sentirás alegrías,
placeres, soledades.

Copito de luna,
gotita latiente
¿quién puede negarte
amaneceres
en esta noche incierta?
¿Quién ha de especular
con tus intenciones?

¿Quién podrá acusarte
de estar viviendo?

Copito de luna,
gotita latiente.
Tendrás cobijo,
un pesebre, un burro,
ni santos ni ángeles
te harán coro,
estaremos los desheredados,
los condenados,
los derrotados,
esperándote. 

Copito de luna,
gotita latiente.   

domingo, 29 de julio de 2012

REVOLVIENDO EL TIEMPO (o TANGO EXPRESS)


                       a Jorge Reboredo, que no vino más..

Revolviendo el tiempo
sentado en un Café
esperando a un amigo.

El Imperio de la Pizza en Chacarita, uno de los lugares de encuentro.
Enfriando tazas
para justificar la estancia,
mientras quedo atado
a la ventana del bar,
atado a la gente que pasa,
atada a esta extraña
mujer de piedra, dolores y fueye.

Jorge Reboredo en un recital de Antimitomanía
en el Colegio Nacional de San Miguel
Revolver el tiempo,
pensando tangos
que ningún músico
ha de componer. Esprando
a un amigo.

Echar azúcar a la espera,
como se echa tierra
sobre una tumba
querida, con un padrenuestro
sollozado. Las manos embarradas
y el alma en un pocillo.

¡Café doble, mozo!

Quién sabe en qué esquina,
de buzón amarillo como
la muerte, aparecerá mi
amigo, después que se me
enfrió el alma
revolviendo el tiempo.

***

Alrededor de 1979 (no había celulares y muy pocos teléfonos de línea...¡y los buzones eran amarillos y negros!) quedé en encontrarme con Jorge Reboredo en el Imperio de la Pizza... Jorge nunca llegó (algún contratiempo, vaya uno a saber). Mientras esperaba escribí este poemita (que sabrán disculpar). Hace pocos días reencontré a Alejandra y José Luis en el mismo lugar (en el que también me había reunido por primera vez con José Luis...). Me vino a la memoria este episodio, busqué entre los viejos papaeles amarillos y encontré el poema.  Lo comparto como un homenaje a Jorge y a aquellos encuentros...

lunes, 9 de julio de 2012

DESPUÉS DE 2000 AÑOS

                    a Edelmiro Molinari

Irascible estadio humano
que desciende
hacia los abismos del veneno.

Matar al indefenso
en una guerra atroz
que ha vuelto fieras
incomprensibles
a los fugitivos del Edén.

Robar, pisar, destrozar
(verbos cotidianos).

Los civilizados crearon bárbaros
para que profanen sus dioses.

Dr. Frankestein
ha patentado su invento.

Invoquemos las naves
hacia los planetas desiertos,
huyamos
que la sangre
ya no puede lavarse.

Dr. Franquestein
ha patentado su invento.
***

lunes, 2 de julio de 2012

Media milanesa

Gracias a:
http://www.elmardelasballenas.blogspot.com
Un muchacho
robó media milanesa
en la mesa de un restaurante.

Esto no es un poema,
es la raya de una cuenta
que le ha salido mal
a la Farolera...

Alcen las barreras...

domingo, 17 de junio de 2012

Pedro...quo vadis?




Todavía no se explica bien de qué huye. Llegó, a pesar de todo, a la “terminal” de Posadas sin equipaje, con el nombramiento provisorio en la policía del Territorio Nacional, la barba crecida y sin demasiados sueños. Para un hombre de apenas veintitrés años es pesado tener historia.


Salió del pueblo, hacia Córdoba, con apenas trece años, aún imberbe, buscando una salida. Pesaba la hosca figura paterna sobre  la suave y resignada de doña Carmen. Año treinta y uno de un siglo que parece el último. Para él seguramente lo será. Pero falta mucho. Con el tiempo doña Carmen vería partir a todos sus hijos. Los mayores buscando refugio en los conventos, buscando en Dios una mirada menos amenazante que la de su padre. Las mujeres casándose pronto, los menores al ejército. Todos cambiando de amo. ¿Cuánto tarda un hombre en ser su propio dueño?

El convento de La Merced nunca estaba cerrado pero la disciplina de los frailes era difícil de soportar. Pudo adaptarse, su rebeldía corría por rumbos que aún no consideraba a esos muros como hostiles.

La historia griega y de la Roma antigua fueron un refugio ante la soledad infinita. En los años que van de los trece a los veinte se crece rápido, se cambia mucho. Los veinte lo encontraron en Villa María haciendo el servicio militar: otro hábito, otra disciplina, liturgias sin latines.

Cuando era chofer en la estancia de Barón Visa todavía no se había desatado el drama de aquel patrón excéntrico con su mujer, pero el ambiente ya estaba enrarecido. Era necesario alejarse y lo más parecido a la “legión extranjera” eran las policías de los territorios nacionales. Así apareció Posadas en el horizonte, un destino inimaginado en la frontera de la locura, el calor, la desesperación.

Pretender un destino de normalidad, de burgués satisfecho no puede considerarse despreciable. Un escritorio y el traje gris reemplazaron al uniforme caqui. Las muchachas de “la bajada” no dejaban de ser “una distracción”.

“Sentar cabeza” puede ser el punto de partida para la vida adulta. ¡Qué error! Mujer, hijos, casa propia, “respetabilidad” pueden esconder, encadenar demonios.

Cuando unos meses antes de llegar a los sesenta fue internado en el Hospital Británico ya sabía que se acercaba al final de la huida. Los hijos (los que lo rodeaban y los que habían partido antes que él), las mujeres, los libros, los silencios, la muerte.

Cuando lo paseaban por los jardines del hospital, al igual que en la terminal de ómnibus de Posadas, aún seguía preguntándose de qué huye. Alguno, simplista, podría ensayar obviedades. Nadie conoció su respuesta. Ha pasado el tiempo, han desaparecido los testigos, se han perdido los documentos. Este Pedro nunca contestó al que le preguntó: “Quo vadis?”

Huir de uno mismo, cargar con cadenas, vocación de fantasma. Escapar de los amos, llorar bajo la luna. Nunca hubo respuesta.

Recuerdo a este Pedro que no volvió a Roma como el pescador de Galilea… este volvió más lejos dejándonos su vida como un dibujo del Bosco, llena de fantasmas y preguntas. Nos dejó sus libros subrayados y sus cartas deseperadas….

Agradecemos su amor, sus dudas y sus penas, que son las de todos.

domingo, 13 de mayo de 2012

Se abre en espiral...

gracias a: http://zona-ciencia.blogspot.com
Se abre en espiral
hacia lo absoluto,
lo desconocido.

Nada, frío, oscuridad...
casi como una certeza.

No habrá relojes ni impaciencia,
no habrá violencia ni besos...

¿Quedará un astronauta
perdido, buscando enfurecido
al dios de Job?

miércoles, 4 de abril de 2012

DESATAR NUBES (la resurrección del carpintero)


Tal vez sea necesario
desatar nubes para que
amanezca.

Soltar desde algún rincón
del alma todas las auroras
para invadir la penumbra
y lavarle la mañana
a un presente fugitivo.

Cada mañana nace el día
entre los dolores de la noche,
no hay remedio. 

La resurrección del carpintero
carece de valor ante cada
niño que sonríe o que sufre.
 
Esa resurrección
de cada manito inocente
convoca los tambores
del músculo implacable
del amor.

martes, 27 de marzo de 2012

AL 24 DE MARZO, A ANTES Y DESPUÉS


El tren
va besando la lluvia,
la misma que rueda
por los empredrados
como una tenue lágrima.

Y le pesan los párpados
al empedrado,
música de porteños amontonados,
cansados del cansancio,
sentados siempre ante el mismo
espectáculo.

Sones de la ciudad,
rutinas del flaco y del gordo,
y allí, allí
carpas de rosado y gris:
los bufones charlatanes han sido
reemplazados
por secos arlequines
que ya no hacen reír...

Y los marginados de Retiro
o de cualquier parte
siguen inmutables
su no-camino hacia la nada,
ciudadano:
no hay sueños en nuestra ciudad,
no hay sol...

Lluvia de Buenos Aires
se acerca a mi piel,
ciudad de los niños solos,
ciudad de los ojos fríos,
ciudad del bandoneón quejoso,
ciudad de la muerte cotidiana,
ciudad de los hombres tristes:
 descansa en paz.

(Marzo 1976)

Este poema, escrito por un muchacho que llevaba mi nombre por aquel tiempo, estaba aguardando en una vieja carpeta hasta ser encontrado hoy...

Tiene el valor de haber sido escrito casi en el momento de los hechos, tal vez presintiendo que este no era "un golpe más", no sé... Hay una calificación un tanto dura para los dirigentes políticos de entonces, tal vez un tanto injusta vista a la distancia. Habrá que ser considerado con el autor.

La ilustración es contemporánea (de los archivos de Antimitomanía), para mostrar cómo veía la estatua de Alem a los colectivos de aquel entonces...

martes, 20 de marzo de 2012

Brillos de la noche


Esta imagen ilustra un artículo por demás elocuente
que no está demás leer:
  http://www.taringa.net/posts/info/9152151/Los-Cartoneros.html
Vientos de muerte
abren las ventanas
en estas tardes de Apocalipsis.

Los alucinógenos
no han funcionado.

Las luces del alumbrado
público marcan
el derrotero de la nada.

Un anciano avanza
con su carrito lleno de deshechos
rumbo al futuro.

Han cerrado las ilusiones,
quedan latas vacías corriendo
y nylon sucio
brillando en la noche.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Es por eso...



Es por eso que las voces
se acurrucan en las gargantas.

Es por eso que los puños
se disuelven en dedos asombrados.

Es por eso que las miradas
se licúan en paisajes.

Es por eso que la tinta
vuelve a ser polvo en los tinteros.

Es por eso que los huesos
se conforman con sostener carne.

Es por eso que los amores
desandan ardores hasta la rutina.

Es por eso que las revoluciones
se amoldan a las cuentas de banco.

Es por cobardía, simple,
educada y cortés
cobardía.

Nada más.

viernes, 17 de febrero de 2012

SEÑORES Y SEÑORAS REPRESENTANTES DEL PUEBLO

foto del Congreso, gracias a: webblog.web-20.com.ar
Hubo un grupo de soñadores
que, tal vez acompañados de sedosas
y sensuales botellas,
imaginaron una humanidad
de iguales: fraternos y libres.

Sus voces y sus puños
ensangrentados (como siempre)
más de lo que es heroico
contar
impusieron nuevas
tablas de la ley
nacidas del barro cotidiano
y no de un omnipotente tirano.

Con el correr de los siglos
de contradicciones, idas, venidas,
engaños y dobleces
pensaron que este nuevo
código de la felicidad
podía construirse en la realidad.

Estos locos poetas de la dialéctica
lograron despertar
a sus adormecidos pueblos
(cansados del peso de sus dictadores)
y fueron consagrando
altares y templos
a las diosas “instituciones”.

Cuando fueron muriendo
los fundadores de esta
“religión laica” (la democracia moderna)
los nuevos pontífices
vieron que podían
vender(se) a las garras
de los poderosos.

Una a una fueron
convirtiendo
las sagradas conquistas
en papeles muertos.

Los somnolientos pueblos
fueron volviendo a la siesta
de la ignorancia
y, televisor mediante,
conformándose con la galleta
 dura
de la realidad.

Hoy, con paso de ganso,
desfilan descreídos
pensando que así fue armado
el paraíso.

Ya vendrán nuevos poetas
 locos
a gritar en las plazas
o, como los indios americanos,
olvidarán todo
y la selva cobrirá
sus constituciones
y sus leyes
convirtiéndolas en ruinas
arqueológicas
de un futuro que (tal vez) ya pasó.

Hace unos meses comencé a redactar una serie de "discursos" dirigidos a ciertos grupos de personas... Pensé que sería oportuno compartir uno de ellos. Cualquier parecido con Ernesto Cardenal no es casualidad, es de copión nomás...

domingo, 12 de febrero de 2012

LIBERTAD


Extraído de "datuopinion.com" Gracias


La libertad es un largo
engaño
que nos abruma
desde las culpas. 
La libertad es una cárcel
uruguaya
que, en su sarcástico nombre,
nos demuestra el teorema.
Infinitas telarañas
enredan
los días, las noches
y los sueños
para llenarnos de vacíos
infinitos
que invitan a dormir
sin -tal vez- soñar.